lunes, 6 de junio de 2011

TEATRO GLOBOLANDIA



Los alumnos/as de 5º han realizado una bonita obra de teatro titulada "Globolandia".Han asistido todos los alumnos de infantil y nos lo hemos pasado genial.Muchas gracias a las tutoras y a los alumnos por haber elaborado un teatro tan agradable y ameno. Felicidades.Os dejo con la narración

Globolandia

Había una vez, un país muy lejano, habitado por globitos. Los globitos eran niños como nosotros, solo que en su cabeza tenían bonitos globos de distintos colores.


En Globolandia había un rey, que era bueno y valiente, se llamaba Globón, una reina inteligente y amable, era la reina Globona, un príncipe travieso y simpático, al que le gustaba cazar mariposas,su nombre era Globín y una princesita lista y risueña, llamada Globita. Los globilistos vigilaban el castillo, y eran muy atentos y formales.


Este bonito país estaba atemorizado por un pájaro, que con su enorme pico, tenía asustado a todo el mundo, ya que se dedicaba a picotearles las cabezas, que como ya sabéis, eran de globo.


Un día llegó hasta Globolandia un globero, dispuesto a vender globos a los habitantes de aquel país.



Como era muy tarde y no vio a nadie por allí se fue a
dormir debajo de un árbol. Cuando el pájaro malo vio tantos globos atados en un árbol los confundió con los globitos del país y los picoteó todos . Tanto ruido armó que el globero se despertó y comprobó horrorizado que todos sus globos, que él pensaba vender, se los habían explotado. Tanto lloró que se le acercaron globitos para preguntarle el por qué de su pena. Entonces decidieron que tenía que avisar al rey Globón para que solucionara el problema del Globero.


Al rey Globón y a toda su familia les dio mucha lastima del pobre hombre, pues había perdido todos sus globos.


Y el rey pensando pensando...!Se le ocurrió un plan”
Veréis, le dijo al globero que se fuera otra vez al gran árbol con un montón de globos y que simulara estar dormido, todos estarían vigilando y cuando el pájaro malo apareciera, saldrían , lo amarrarían y le cortarían su malvado pico.


Y así lo hicieron, cuando el pájaro estaba atado, con una enorme espada le cortaron su pico, y a partir de ese momento no picaría a nadie, solo cantaría como un gorrión.


Al viejo globero le regalaron globos de los principitos y prometió volver al año siguiente y en Globolandia todos vivieron felices menos ...”El pájaro malo” que por malvado sin su pico se ha quedado.